El futuro del trabajo remoto: cómo está cambiando la inversión

Finance and economics explained simply
El futuro del trabajo remoto: cómo está cambiando la inversión

El trabajo remoto se ha convertido en una tendencia cada vez más popular en los últimos años, y su adopción generalizada se ha acelerado por la pandemia de COVID-19. Esto ha llevado a cambios significativos en la forma en que trabajamos, nos comunicamos e interactuamos entre nosotros. Como resultado, el trabajo remoto ahora está remodelando varias industrias, incluido el sector de inversión.

El impacto del trabajo remoto en la inversión es multifacético y presenta una serie de desafíos y oportunidades para los inversores. Este artículo explora el futuro del trabajo remoto y su impacto en la inversión.

También puede ser un comerciante de Forex, cripto o acciones de forma remota, si se somete a cursos específicos.

El auge del trabajo a distancia

El trabajo remoto se refiere a un acuerdo de trabajo en el que los empleados trabajan desde ubicaciones fuera del entorno de oficina tradicional. El aumento del trabajo remoto ha sido impulsado por los avances en la tecnología y la necesidad de flexibilidad en el lugar de trabajo.

Antes de la pandemia de COVID-19, el trabajo remoto ya estaba ganando impulso. Una encuesta realizada por Buffer en 2019 encontró que al 99% de los trabajadores remotos les gustaría continuar trabajando de forma remota, al menos parte del tiempo, por el resto de sus carreras.

Sin embargo, la pandemia aceleró la adopción del trabajo remoto, ya que las empresas se vieron obligadas a implementar políticas de trabajo remoto para cumplir con las regulaciones de distanciamiento social. Según un estudio de FlexJobs y Global Workplace Analytics, el trabajo remoto aumentó un 159% entre 2005 y 2019, y se estima que hasta el 30% de la fuerza laboral trabajará de forma remota al menos unos días a la semana para finales de 2021.

Impacto del trabajo remoto en la inversión

El aumento del trabajo remoto tiene implicaciones significativas para el sector de la inversión. Las siguientes son algunas de las formas en que el trabajo remoto está cambiando la inversión:

  1. Cambio en las preferencias de los inversores

El cambio al trabajo remoto está cambiando las preferencias de los inversores, y los inversores ahora se centran en las empresas que han adoptado el trabajo remoto. Es probable que las empresas que han hecho una transición exitosa al trabajo remoto atraigan a más inversores, ya que son vistas como más ágiles y adaptables.

  1. Cambio en la inversión inmobiliaria

El cambio al trabajo remoto está cambiando el panorama de la inversión inmobiliaria. Con más personas trabajando de forma remota, es probable que haya una disminución en la demanda de espacio de oficina tradicional. Los inversores en el sector inmobiliario deberán adaptarse a este cambio invirtiendo en propiedades que sean adecuadas para el trabajo remoto, como espacios de trabajo conjunto y espacios de oficinas compartidos.

  1. Aumento de la demanda de infraestructura digital

El trabajo remoto también ha aumentado la demanda de infraestructura digital, como la computación en la nube y la ciberseguridad. Es probable que los inversores en estos sectores se beneficien del cambio al trabajo remoto, ya que las empresas invierten en infraestructura digital para apoyar a su fuerza laboral remota.

  1. Nuevas oportunidades de inversión

El cambio al trabajo remoto ha creado nuevas oportunidades de inversión en sectores como las herramientas de colaboración remota, el comercio electrónico y la telemedicina. Es probable que los inversores que puedan identificar estas oportunidades se beneficien del crecimiento de estos sectores.

  1. Cambiar el comportamiento de los inversores

El trabajo remoto también ha cambiado el comportamiento de los inversores, y más inversores ahora confían en las plataformas digitales para acceder a las oportunidades de inversión. También es probable que los inversores den prioridad a las empresas que tienen una fuerte presencia en línea, ya que esto se considera una indicación de su capacidad para adaptarse al entorno empresarial cambiante.

El futuro del trabajo remoto y la inversión

El futuro del trabajo remoto y la inversión está estrechamente vinculado, y las siguientes son algunas de las tendencias que probablemente darán forma a esta relación:

  1. Acuerdos de trabajo híbridos

Es probable que los acuerdos de trabajo híbridos, que permiten a los empleados trabajar tanto de forma remota como en la oficina, sean más frecuentes. Esto presentará nuevos desafíos y oportunidades para los inversores, ya que tendrán que adaptarse a este nuevo acuerdo de trabajo.

  1. Aumento de la inversión en infraestructura digital

El cambio al trabajo remoto ha puesto de relieve la importancia de la infraestructura digital. Como resultado, es probable que haya una mayor inversión en infraestructura digital, incluida la computación en la nube, la ciberseguridad y las herramientas de comunicación.

Es probable que los inversores que puedan identificar oportunidades en este sector se beneficien del crecimiento de estas industrias. Por ejemplo, se proyecta que la computación en la nube crecerá a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 17,5% de 2020 a 2027, presentando una importante oportunidad de inversión para los inversores.

  1. Mayor énfasis en el bienestar de los empleados

El cambio al trabajo remoto también ha puesto de relieve la importancia del bienestar de los empleados. Como resultado, es probable que haya un mayor énfasis en el bienestar de los empleados en el lugar de trabajo, incluido el apoyo a la salud mental y el equilibrio entre la vida laboral y personal.

Es probable que los inversores que priorizan las empresas que priorizan el bienestar de los empleados se beneficien a largo plazo, ya que es probable que estas empresas tengan una fuerza laboral más comprometida y productiva.

  1. Mayor enfoque en la inversión ESG

La inversión ambiental, social y de gobernanza (ESG) ha ido ganando impulso en los últimos años, y es probable que el cambio al trabajo remoto acelere esta tendencia. A medida que más empresas adopten políticas de trabajo remoto, es probable que los inversores se centren en empresas que prioricen los factores ESG, como la reducción de las emisiones de carbono y la promoción de la diversidad y la inclusión.

  1. Mayor adopción de tecnología

El cambio al trabajo remoto ha acelerado la adopción de la tecnología, y es probable que esta tendencia continúe en el futuro. Es probable que las empresas que invierten en tecnología para apoyar a su fuerza de trabajo remota sean más competitivas a largo plazo.

Es probable que los inversores que puedan identificar empresas que invierten en tecnología para apoyar el trabajo remoto se beneficien del crecimiento de estas empresas.

Conclusión

El trabajo remoto está aquí para quedarse, y es probable que su impacto en la inversión sea significativo. El cambio al trabajo remoto presenta tanto desafíos como oportunidades para los inversores, y es probable que aquellos que puedan adaptarse a este nuevo acuerdo de trabajo se beneficien a largo plazo.

Es probable que los inversores que priorizan a las empresas que han realizado con éxito la transición al trabajo remoto, invierten en infraestructura digital, priorizan el bienestar de los empleados, se centran en los factores ESG e invierten en tecnología para respaldar el trabajo remoto estén bien posicionados para beneficiarse del crecimiento del trabajo remoto en el futuro.

Related Posts
Next Webinar
Días
Horas
Minutos
Segundos
Event Finished
Image

No upcoming YouTube event

( UAE )